Esta actividad, para realizar en casa con el niño o toda la familia, nos ayuda a superar nuestros propios desafíos. Mediante de la práctica diaria de actitudes de amor al prójimo, los participantes desarrollan de forma altruista las virtudes enseñadas por el Mestre Jesús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.