A todos nos gusta ser incluídos. No importa el color de la piel, la edad, el tamaño, la apariencia o la religión. En este vídeo, de forma creativa y fácil lenguaje, los niños aprenderán que todos hacemos parte de una gran familia: ¡La familia de Dios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.